En Burgos se debe circular a 30 km/h en 1.000 calles

Ya es obligatorio darle cumplimiento a la Nueva Ordenanza de Movilidad, la cual entró en vigor el 24 de enero pasado. Así que se permite la circulación a 30 km/h en 1.000 calles específicas de Burgos, solo aquellas que disponen de un solo carril y que tienen un carril por sentido, sustituyendo a las 50 que regían hasta el momento, esta información la aportó el concejal de Tráfico, Adolfo Díez.

De igual modo, ha afirmado que esta semana se culminarán los trabajos para colocar la señalización tanto vertical como horizontal, además se colocará la señalética que corresponde en las Áreas de Tráfico Restringido, en donde la velocidad máxima que se permite es de 10 km/h para los coches autorizados y se permite que circulen las bicicletas.

Nuria Barrio, portavoz municipal, ha afirmado que con esta acción se busca generar una ciudad más amable con movilidad sostenible y saludable; ya que con velocidad máxima permitida a 30 km/h, serán pocos los accidentes de tráfico en las zonas urbanas.

Al ser consultada sobre la posibilidad de que aumenten las multas en el tráfico automotor, Nuria Barrio ha afirmado que los burgaleses se acostumbrarán a la medida y que la Policía hará cumplir la norma eficientemente.

Por otro lado, el concejal del PP, Jorge Berzosa, ha sido un crítico de esta medida, pues en su opinión “esta es una ordenanza que no se va a cumplir”, y además ha demorado mucho tiempo en poner en marcha las medidas aplicables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies