Desarticulada banda de explotación sexual a mujeres en Burgos

La Policía Nacional, ha procedido con la detención de siete personas que pertenecían a una organización criminal que se dedicaba a la explotación sexual de varias mujeres en clubs de Burgos y Ourense. Las víctimas eran jóvenes colombianas, las cuales eran familia del líder de la banda, quien las convenció a que viajen hasta España prometiéndoles mejores condiciones de trabajo y vida dada la situación de precariedad que sufrían en Colombia.

El grupo delictivo les otorgaba a las jóvenes los medios necesarios para que llegaran al país con los gastos del viaje cubiertos, y desde ese instante las víctimas contraían una deuda que en ocasiones llegaba a los 10 mil euros, según fuentes de la Policía.

La operación policial, culminó con la detención de siete personas y el registro de tres viviendas en Logroño, Burgos y Palencia, de donde se encontraron diversos equipos electrónicos, teléfonos móviles y la documentación legal de las víctimas, así como información que develaba planes para traer a España a más chicas de Colombia.

Víctimas Engañadas

La investigación inició por la declaración de dos chica que denunciaron haber sido engañadas para viajar a España desde Colombia, debido a que estaban en situación lamentable en su país y esperaban conseguir un trabajo digno en España.

Se comprobó que la organización se valía de que la líder del grupo tiene nexos familiares y afectuosos en Colombia, y previamente se ganaba la confianza de las chicas para embaucarlas en la trampa, obligándolas a trabajar explotándolas sexualmente.

Para ofrecer mayor confianza, la organización les cancelaba los gastos del viaje, boletos de avión, reservas en hoteles y seguro sanitario; en Colombia previamente les gestionaban el pasaporte sin dificultad. Además les adelantaban dinero en efectivo en altas cantidades para presentarles mayor confort al momento del engaño.

Una vez llegadas a España, eran trasladadas por la líder del grupo a los clubs de Burgos y Ourense, donde les informaban que habían contraído una deuda de 10 mil euros y que el único modo de cancelarla, era ejerciendo la prostitución en dichos clubs.

Estaban obligadas a trabajar largas jornadas sin descanso, sin importar su estado de salud y una vez culminada la jornada, las explotadoras les retiraban todo el dinero hecho. En caso de que las chicas se negaran a trabajar, los delincuentes las obligaban llegando a usar la violencia física y la coerción por las redes sociales.

Además la deuda aumentaba y no iba a tener fin, a las víctimas les sumaban los gastos por manutención, ropa y hospedaje, incluso los preservativos eran cobrados a las chicas para evitar quedar embarazadas o contraer enfermedades de transmisión sexual.

Las tres víctimas fueron liberadas, las siete personas fueron detenidas y se les ha imputado los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, trata de blancas, promoción de la inmigración ilegal y delitos relacionados a la prostitución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies