Remco Evenepoel se luce en el Picón Blanco y toma liderazgo en la Vuelta a Burgos

El ciclista belga, Remco Evenepoel, del equipo Deceuninck – QuickStep, ha logrado la victoria tras recorres 150 kilómetros entre Sargentes de la Lora y Picón Blanco. Con esta demostración, Evenepoel con Tan solo 20 años demuestra su enorme potencial y gran habilidad de escalador. Además le ha servido para tomar el liderazgo en la Vuelta a Burgos con esta victoria.

Sin duda esta tercera etapa, ha sido de las más difíciles y fuertes de la competencia, en la que ya empiezan a perfilarse posiciones de cara al resultado final.

La salida se hizo desde Sargentes de la Lora, donde quedan los recuerdos del primer pozo petrolífero español. Al corte de cinta estuvieron presentes, el alcalde Carlos Gallo, junto al presidente del Instituto para el Deporte y la Juventud, Ángel Carretón y el vicepresidente de los Diputados de Burgos, Lorenzo Rodríguez.

Con una escapada de 9 hombres en el primer kilómetro empezó la carrera. Con Edwar Theuns del Segafredo escapándose junto a Nikita Stalnov del Astana, Joel Nicolau del Caja Rural, dos corredores del Burgos BH y dos del Kern Pharma, y además Martón Dina del Kometa.

Ante la pasividad del pelotón, la escapada incrementó su tiempo. En el kilómetro 20 de la carrera, por el Alto de la Mota, puntuaron los ciclistas Gotzón Martín, Jetse Bol, Juan Felipe Osorio y Nikita Stalnov.

Luego en el kilómetro 39, estaban en el Alto Escalerón, y la diferencia del grupo con el pelotón era de 8 minutos y 55 segundos con los cuatro ciclistas mencionados anteriormente encabezando la marcha.

Pasando el kilómetro 52, en Pesquera de Ebro, la diferencia subió a 9 minutos y llegó en algunos momentos a pasar a 10 minutos, esto ante la pasividad del pelotón que no reaccionaba al momento.

A partir del kilómetro 60 fue que el tiempo empezó a reducirse a 8 minutos 20 segundos, y a un ritmo constante y frenético a 80 km para la meta, el tiempo disminuyó a 7 minutos 48 segundos, esto en la localidad de San Miguel de Cornezuelo.

Luego vino la fase decisiva de la carrera, la subida al último puerto, el Picón Blanco. Ahí Roger Adriá fue protagonista por su destacada labor soportando hasta 2 km de meta en cabeza de carrera. La neutralización de Adriá coincidió con el despegue definitivo de Remco Evenepoel, quien demostró todo su potencial y se impuso con claridad y contundencia, logrando el liderato con ventaja de 18 segundos sobre George Bennett y 32 segundos sobre Mikel Landa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies