Limitar inviolabilidad del Rey amerita referéndum y elecciones

La posibilidad de limitar o suprimir la inviolabilidad del Rey de España, que está prevista en el artículo 56.3 de la Constitución de 1978, necesitaría ser sometida a referéndum en todo el país, por lo que también se tendría que modificar la Carta Magna, pero no una simple reforma, se necesitarían dos tercios de apoyo en el Congreso, además se requiere celebrar elecciones generales nuevamente para que el Parlamento nuevo lo ratifique.

Por su parte, el presidente de Gobierno Pedro Sánchez, se ha mostrado sin objeciones para promover el cambio en la Constitución y así limitar la inviolabilidad del Rey, siempre recalcando que no debe haber espacio para la impunidad. Declaró recientemente Sánchez: “Evidentemente la Constitución española tiene que evolucionar conforme a las exigencias de ejemplaridad y conducta de las clases políticas ante la sociedad”.

Ya anteriormente, Sánchez había tocado este tema, en otoño de 2018 dijo que buscaría suprimir la inviolabilidad del Rey y que incluso el propio Felipe VI estaría de acuerdo y no representaría un obstáculo para ese fin. Aunque otras organizaciones políticas como Unidas Podemos, han mostrado su interés en que la reforma constitucional se centre, en suprimir los aforamientos a diputados y senadores en primera instancia.

La reforma no sería muy sencilla en corto plazo, según la Constitución de 1978, se requeriría que el nuevo texto sea aprobado por el Congreso y el Senado con una mayoría de dos tercios en las cámaras, lo que significa que en el Congreso de los Diputados se necesitan 233 votos, es decir que no voten en contra 117 diputados, VOX y el PP suman 140 escaños en el Congreso.

Luego de la aprobación por ambas cámaras, las Cortes Generales serían disueltas, lo que implica la necesidad de nuevas elecciones y que el nuevo Parlamento ratifique el cambio con mayoría simple de votos en ambas cámaras.

Hasta este momento solo dos modificaciones a la Constitución de 1978 se han llevado a cabo, ambas bajo procedimiento ordinario sin necesidad de disolver las Cortes ni llamar a referéndum. En 1992 se modificó el artículo 13.2 agregándole “y pasivo” en referencia al voto a extranjeros en elecciones municipales y además adaptar la Constitución al Tratado de la Unión Europea. En 2011 se modificó el artículo 135 referente al principio de estabilidad presupuestaria en la Administración Pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies