Identifican conductas inapropiadas en la tenencia y manejo de perros

En lo que va de año 2020, la Guardia Civil ha realizado 398 intervenciones motivadas a animales caninos en Burgos, bien sea como animales de caza, de compañía o perros potencialmente peligrosos. En este trayecto se han detectado un aumento considerable en ataques de estos animales a personas, a otras mascotas e incluso hasta 28 mordeduras.

Dentro de la Operación CAN que lleva a cabo la Guardia Civil anualmente desde 2016, en Burgos se reportan varias denuncias por situaciones motivadas al mal manejo de perros por parte de sus dueños, entre ellas mencionamos las mordeduras de perros potencialmente peligrosos (P.P.P), las cuales éstas han sido solventadas por las Unidades Territoriales de Seguridad Ciudadana de la provincia.

Las situaciones dadas por la presencia de estos animales, tienen que ver con mordeduras a personas, a otras mascotas o simplemente el accionar preventivo de las autoridades, verificando visualmente el buen estado del animal, el implante de microships, las cartillas de vacunación, así como el cumplimiento del uso adecuado del bozal, correa de menos de 2 metros y un can por persona.

En las últimas semanas se ha reportado un incremento inusual en estos casos, se confirmaron 28 situaciones con ataques y mordeduras incluidas, uno de estos hechos fue cuando dos perros de este grupo potencialmente peligrosos, atacaron a otro perro que estaba en la calle con correa y además atacaron a su propietaria, ésta recibió heridas graves por lo que fue intervenida quirúrgicamente, la mascota también recibió asistencia veterinaria. El último suceso ocurrido hace apenas unos días, una niña fue atacada y mordida en la mano por un perro que se le salió de control al propietario, la niña fue atendida y al revisarle la cartilla de vacunaciones al can se constató que le faltaban varias vacunas.

Requisitos para poseer perros de razas peligrosas

Los propietarios de los perros de estas determinadas características deben poseer una serie de requisitos que señalaremos a continuación.

.- Ser mayor de edad, con Certificado de Antecedentes Penales y declaración jurada de no haber sido denunciado por este delito.

.- Poseer licencia de tenencia P.P.P, mediante la certificación de capacidades físicas y mentales.

.- Ser titular de una póliza de seguro por responsabilidad civil de daños a terceros.

.- El animal debe haber sido censado en el municipio, poseer cartilla sanitaria al día y el microchip.

.- Durante el paseo de estos animales, el mismo debe llevar un bozal, una correa de 2 metros de largo y la persona solo debe salir con un ejemplar.

Las infracciones en esta materia, pueden ser sancionadas con multas desde los 150 a 1.500 euros. Poseer uno de estos animales implica una gran responsabilidad, deben ser tratados con respeto y ser socializados desde cachorros, eso sin duda amortigua la naturaleza agresiva de los canes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies