Imputado un joven en Burgos por maltrato animal a dos perros

La Guardia Civil ha iniciado una investigación sobre un joven de 33 años, supuestamente criador de perros en Valle de Mena (Burgos), por los delitos de presunto maltrato animal, pues dos perros de raza American Bully de su propiedad, fueron descubiertos con sus orejas amputadas, esta práctica esta rigurosamente controlada y es exclusiva para la realización por parte de personal veterinario con licencia.

El hecho se inició a partir de una denuncia formulada por los vecinos del imputado, quienes manifestaron la presencia libre en la calle y sin control, de dos canes de esta raza un poco peligrosa. El Seprona de la Comandancia de Burgos se trasladó a verificar la situación y dar con el propietario de los canes para asegurar que los papeles reglamentarios de higiene y salubridad estén al día.

Al instante se comprobó la presencia de ambos perros con sus orejas recortadas, se ubicó al propietario quien no pudo comprobar que el corte fuera realizado por algún veterinario facultado, además, mostró indicios de que él mismo fue quien realizó las mutilaciones a los animales.

De este modo, las investigaciones llevaron a deducir, que este hombre ejerce como criador de perros sin poseer licencia para hacerlo ni tampoco cuenta con las condiciones sanitarias y ambientales para tal práctica, por lo que se sospecha que usa a los perros para actividades ilícitas callejeras, como peleas caninas.

Esta es la segunda investigación que se realiza en Castilla y León por casos como este, la semana pasada le imputaron delitos similares a dos personas en Laguna de Duero (Valladolid), también por mutilar las orejas a un perro de raza American Bully.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies