Entienda al que la padece Migraña

Ya la sola mención del nombre da dolor de cabeza: MIGRAÑA.
La palabra viene del latin, por hemicrania. Pero los griegos la tenían muy similar a como se dice en español.
La migraña no es solo un dolor de cabeza; sino un dolor de cabeza enfermizo”, dice el doctor Wolkan Lamm, que ha trabajado para el National Headache Foundation (NHF).

“Muchas personas no saben la magnitud de los síntomas asociados con la migraña”, continúa, a raíz de la competencia de arte en los Estados Unidos que patrocina también los Laboratorios Abbott.
Y que le pide a sus participantes, personas diagnosticadas con migraña que ilustren los beneficios de prevenirla realizando una pieza artística. Wolkan recalcó que era importante no sólo para los que la padecen sino para sus familiares, buscar ayuda de los médicos sobre los tratamientos y saber que hay fundaciones -como la que él preside- que pueden ayudarlos a afrontar el impacto de la migraña en sus vidas.
Pues este padecimiento también altera la calidad de ellas, y hasta las mejores relaciones familiares las puede torcer.
Ese dolor recurrente y pulsante de la migraña, da en uno o los dos hemisferios craneales; y generalmente viene acompañado de síntomas tales como náusea, vómito y una hipersensibilidad al ruido y a la luz.
Según la fundación del NHF -que da información y orientación a las personas que padecen de migraña, a sus familiares y a los profesionales de la salud que los tratan- se estima que aflige a 23 millones de personas en este país, 11 de los cuales la sufren de tal forma que los incapacitan.
Las 25 pinturas ganadoras de la competencia -exhibidas en Nueva York- dieron fe de esta afirmación, pues mostraron el impacto -directamente de los aquejados por el mal- que ellas pueden tener en la actividad de la vida de una persona.
Duber Durand , de New York , USA, que ha experimentado la migraña durante 14 años, ganó el primer premio con una pintura en la que quiso mostrar lo que es para él vivir con y sin migraña. En su Emerging Remission , pintó un túnel oscuro al final del cual se ve la luz. “Cuando sufro de migraña no puedo trabajar, ni siquiera en la pintura que es mi pasión”, comentó Durand.
“Mi presentación fue hecha para mostrar la desolación de la migraña y cómo yo espero con ansiedad los días en que no la tengo”.
El segundo premio, Anna Thomas mostraba el dibujo de una mujer rompiendo unas cadenas; que para la autora, Anna Thomas, de la Florida, simbolizan el liberarse del sufrimiento de las migrañas que padeció durante seis años. Y que gracias a tratamientos logró detener y llegar a terminar una carrera universitaria el año pasado.
Trató, dice, con su pintura, de educar a otros a buscar un alivio a sus migrañas.
Pero ese alivio, además de lograrse con medicinas y tratamientos, lo pueden ayudar a obtener familiares y amigos.
El American Council for Headache Education, en los Estados Unidos, ofrece una serie de consejos para los que día a días conviven con una persona que padece de migrañas crónicas.
Entre ellos, les piden:

  • No den consejos, den apoyo y permitan que la persona maneje su dolor a su manera.
  • No alienten la dependencia haciendo todo por esa persona. Dejen que ellos lo hagan a su ritmo; no importa que les tome mucho tiempo hacerlo. Muéstreles su aprecio y elógielos al terminarlo.
  • No haga girar las conversaciones alrededor del dolor de cabeza, ya se sabe que existe. Por el contrario, busque temas interesantes y más positivos de qué hablar. Esto ayuda a disminuir el dolor.
  • Ayúdelos a controlar su dolor. Pero no les diga si debe o no usar una medicina contra éste.
  • Permítales decidir lo que pueden o no hacer cuando tienen el dolor; ya que saben sus propias limitaciones. Tampoco los proteja en exceso, más bien escuche y sea cooperativo. Permita que la persona lleve el ritmo de ese momento y de esa actividad en particular.
  • No actúe como si vivir con un dolor es inaceptable; trate de alentarlos a llevar una vida mejor a pesar del malestar.
  • No asuma que es usted la causa del irritamiento de la persona. Pregunte siempre acerca de lo que realmente está pasando.

Y sepa que cuando una migraña ataca se puede quedar con su víctima hasta 72 horas. Y recurrir, si no se trata, se cuida o se previene, de por vida.
Tan impactante es el dolor del que padece de migraña que los cuatro jurados que evaluaron las pinturas de la competencia, lo sintieron emocionalmente.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies