¿Gimnasio y dieta vegetariana? ¿Se complementan?

Quien se toma la rutina de ejercicios en serio sabe que no sirve de mucho esmerarse en el gimnasio si no se lleva a cabo una buena alimentación. Indudablemente, los ejercicios y el alimento son los mejores aliados al respecto.

En este escenario, es esencial centrar la atención en lo que pones en tu plato. Generalmente, los grandes aliados de todos aquellos que entrenan con regularidad son las proteínas, en especial de origen animal, que ayudan en la ganancia de masa muscular. No obstante, esto produce muchas dudas en todos aquellos que llevan a cabo una dieta vegetariana o vegana, regímenes alimenticios que limitan parcial o bien absolutamente el consumo de comestibles de origen animal.

No obstante, debemos dejar en claro que la capacidad aeróbica no se va a ver perjudicada por su dieta vegetariana/vegana. No obstante, es preciso que sus necesidades nutricionales estén cubiertas para lograr los resultados aguardados y poder, así, evitar, la complejidad para acrecentar la masa muscular.

Los vegetarianos, de esta forma, sí pueden incluir proteínas, utilizando claras de huevo, ricota y otros géneros de lácteos. Los veganos precisan de más cuidado. Para los dos, la solución es optar por los alimentos ricos en proteínas vegetales. Aparte de la soja, los cereales, leguminosas y verduras son elementos esenciales para componer la dieta de vegetarianos y veganos.

Balanceando realmente bien la nutrición, los resultados del entrenamiento van a ser cubiertos de forma simple. Y es que, en realidad, la dieta vegana / vegetariana tiene todo cuanto precisas. Aunque, el único problema sería que, si tiene niveles bajos de proteínas en el cuerpo, podrían aparecer desequilibrios.

Pre entrenamiento

En el día del entrenamiento, y antes de iniciar, da preferencia a los hidratos de carbono; ya que el cuerpo va a necesitar de energía a lo largo de las actividades. Hazlo treinta minutos antes de comenzar, invierte en pan integral, avena o papas. Garantizarán un stock de glucógeno muscular y hepático que son esenciales para el desempeño y evitan el catabolismo muscular. Así mismo, evite proteínas y grasas; ya que son bastante difíciles de digerir.

Post-entrenamiento

Para después del entrenamiento, concéntrese en recobrar el tejido muscular con una comida rica en proteínas e hidratos de carbono. ¡Panes integrales, batidos de proteína y plátano con maní son buenas opciones! Y, lógicamente, mucha agua. Recuerda que la hidratación del cuerpo siempre y en todo momento es esencial.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies